Aprender a decir “NO” a nuestros hijos es beneficioso para ellos

Decir NO

La mayoría de los padres se resisten a decir que NO a sus hijos y continuamente los complace en todos sus deseos supuestamente para hacerlos niños felices. Pero lo que puede resultar ser positivo, en realidad no lo es. Como padres satisfacer todos las exigencias de los hijos pueden hacer que se conviertan en verdaderos tiranos.

Decir NO a los hijos los educa, los niños deben aprender a tener límites claros y sistemáticos. Todos los padres deberían de tener claro que educar con disciplina y normas beneficia un sano desarrollo emocional, psicológico y social para los hijos.

Niño enojado

Un principio muy importante a tener en cuenta es que la conducta de los padres también afecta a los hijos recuerde que ellos imitan todo lo que ven ya sea positivo o negativo. Por lo que es muy importante que los padres sepan combinar el cariño con el control.

Los niños llegan a ser muy hábiles emocionalmente y saben perfectamente que hacer o cómo comportarse para conseguir lo que desean. Y como todos sabemos a ningún niño le gusta que sus padres les diga que NO y por eso hacen lo que sea para cambiar ese NO por un SI como: gritar, llorar, tirar cosas, insultar, pegar, etc.

Muchas veces lo que suele suceder es que los padres terminan diciendo SI para que el niño deje de llorar o gritar, y consideran que si no ceden es un acto cruel. Pero es todo lo contrario el niño aprende que cada vez que quiere algo solo tiene que llorar y al final sus padres van a satisfacer todos sus deseos.

Enseñar con afecto y dialogo

Lo que los padres deben de hacer es mostrarse firmes, sin temor y con seguridad enseñándoles que no van a conseguir nada con el chantaje emocional o con su mal comportamiento. Deben de afrontar la tarea de decir no, pero tomando en cuenta que posiblemente lo que sirve para un hijo, tal vez no debe aplicarse igual para otro y respetar la individualidad de cada hijo.

Si desde niños les enseñamos a conseguir todo lo que deseen no les haremos ningún bien para su vida adulta porque las cosas no funcionan así y debemos prepararlos. Por ello debemos enseñarles con convicción, afecto y dialogo.

Referencia

Aprender a decir NO

Decir NO a los niños tambien educa